Vivir una itinerancia:

La experiencia del equipo SAV en Pucón

(por Gabriela Carmona)

Nataly Gómez y Félix Godoy, Asistentes de Museo, nos cuentan acerca de su primera experiencia en una itinerancia, al ser parte fundamental de la muestra Astro Itinerante con que el MIM llegó a Pucón, Región de la Araucanía, en el contexto del Eclipse 2020 ¡Los invitamos a conocer sus impresiones!

 

Primero que todo, cuéntennos ¿cómo han vivido todo este periodo desde que comenzó la situación sanitaria?

Félix: Para mí han sido varias etapas. En un principio hubo mucha incertidumbre, inseguridad, estábamos propensos a toda la información de los medios masivos, después se entendía mejor todo lo que estaba sucediendo, lo que nos dio más calma, cambiaron las relaciones familiares, así como las laborales; después de haber estado tanto tiempo separados el reencontrarnos fue diferente. Una vez que volvimos al museo fue un tema adecuarnos a esta nueva costumbre de no acercarnos, finalmente nos adaptamos, y en este proceso fue clave la colaboración de todo el equipo.

Nataly: Así es, como dice Félix nos reuníamos por temas en grupo, abarcábamos un ámbito relacionado a las temáticas de las salas, hacíamos videos, no fue fácil en un comienzo, sin embargo, esto reforzó mucho al grupo, ya que pudimos relacionarnos con compañeros con los que no compartíamos mucho, conocimos sobre nuestras familias, descubrimos nuevas habilidades y fortalezas de nuestros compañeros. Al principio nos costaba, pero con el tiempo nos fuimos poniendo más creativos, nos dimos cuenta de habilidades que no sabíamos que teníamos, utilizando recursos que teníamos en nuestra casa, incluso participaron nuestros hijos.

Félix: Al ir viendo los resultados nos íbamos impresionando de nuestros compañeros, se cohesionó más el grupo, ya que comentábamos y resaltábamos sus videos, nos retroalimentábamos e inspirábamos mutuamente, veíamos nuestros progresos, y pudimos conocer otras facetas de nosotros mismos.

¿Qué les pareció que el Museo saliera en esta ocasión a la ciudad de Pucón?

Félix: Fue una muy bonita instancia, enriqueció mucho a la comunidad, los visitantes mayoritariamente eran de la región, todos iban expectantes a lo que iba a suceder, era una instancia única, por lo que toparse con una itinerancia, que para sorpresa de muchos era un evento gratuito, considero que fue una oportunidad de estar mucho más enterados del evento astronómico que iba a ocurrir. Personalmente aprendí mucho con la gente y el trabajo en este contexto tan diferente, pude observar que los visitantes allá son muy cálidos, me gustó conocer el trabajo de otros compañeros, la cantidad de responsabilidad y trabajo del equipo de itinerancias o de diseño, y también el profesionalismo y trabajo de todos quienes nos pudimos nutrir con esta experiencia.

Nataly: Fue una experiencia única, no había tenido la oportunidad de salir a una itinerancia fuera de Santiago, me sorprendió el cariño de la gente, el trabajo cohesionado, así como el trabajo que hay detrás del área de diseño, itinerancia, el apoyo de Sergio, fue todo muy sorprendente. En cuanto a los visitantes, considero que les dimos seguridad, ya que se estaban cumpliendo los protocolos, por mi parte aprendí mucho, y me vine con ganas de seguir entregando lo mejor de mí.

¿Qué sorpresas se llevaron en esta itinerancia con el equipo MIM? 

Nataly: Los visitantes principalmente, había mucha diversidad de público, la disposición con la que llegaban de conocer más. Muchos de ellos esperaban encontrarse con muestras del museo, muchos habían visitado el museo antes, y también nos sorprendió que sabían mucho de astronomía. También pudimos compartir mucho entre nosotros, en los momentos que no trabajábamos, como el desayuno o en las tardes, aprendimos mucho con Sergio y de nosotros mismos en un plano fuera de lo laboral, eso fue muy enriquecedor. 

¿En qué lugar les gustaría ver al MIM en un futuro no muy lejano?

Nataly: Me encantaría que el MIM fuera nuevamente al norte, la gente estaría muy contenta, y sería muy bueno que se sumaran más compañeros.

Félix: A mí también, a alguno de los observatorios astronómicos, ya que Chile es un país reconocido por sus cielos, también me gustaría que llegáramos a lugares sin mucho acceso, como una isla en Chiloé o zonas recónditas. 

¿Tienen algún mensaje para sus compañeros del Museo?

Félix: Si tienen la oportunidad de participar, lo aprovechen al máximo, que se abran a descubrir, explorar y conocer la geografía, las personas y la cultura de otros lugares. Valorar las instancias de crecer tanto en lo profesional como en el plano personal.

Nataly: No hay nada mejor que disfrutar de lo que uno hace, por ejemplo, allá cada visitante nos iba contando algo de su historia, ir un poquito más allá, y eso es lo que nos va llenando. Volvimos más recargados, con ganas de hacer cosas, proponer ideas, espero que todos puedan tener en algún momento esta oportunidad.